¿Sabías que… Voulez vous dancer avec moi, es quieres que bailemos un vals?

jose_velez
No hay comentarios

Aunque aún faltan unas semanas, nos da la impresión de que el verano empieza a tocar a su fin, ahora que agosto se nos escapa… ¡y quién no ha vivido alguna vez un amorcete estival de los que luego no se vuelve a saber! Ya en 1978 José Vélez dedicó una sonata a ritmo de vals a una tal señorita francesa llamada Michelle. ¿Concidirían en el hotel de Torremolinos, o en el camping de Salou…? Seguramente si la historia hubiera ocurrido hoy, el romántico encuentro podría haber tenido lugar en uno de esos festivales que tanto se estilan actualmente por toda nuestra geografía española, y esta canción no sería un vals sino una baladita rockera con tintes indies.

Así pues, veamos qué nos cuenta Bailemos un vals… Y es que, a pesar de que Mr. Vélez se muestra la mar de sonriente durante toda la canción, no deja de preguntarse dónde estará Michelle, y si ella también se acordará del tiempo que han disfrutado juntos y revueltos. Él, desde luego, confirma que, lo que es olvidarlo, no lo va a conseguir. ¡Qué tendrán las francesas! Porque resulta que dice que la perdió, y sospechamos que fue simplemente porque cada cual se volvió a su casa cuando acabó el verano… si la hubiese perdido en la playa o en el mercadillo hippie quizá le habría bastado con anunciar por megafonía algo tipo: “perdida señorita francesa, responde al nombre de Michelle”, y así no tendría que estar ahora lamentándose y esperando que un día regrese a él, así, por su propia iniciativa.

El caso es que hay una cosa que sabemos que les gustaba disfrutar juntos, y es bailar el vals, nanananá-nananá. Pensaréis: “qué viejuno, ¡un vals!”. Pero aún se sigue estilando eso de dar vueltas como una peonza al ritmo del un-dos-tres, un-dos-tres, y se queman unas cuantas calorías cuando te marcas uno bien bailao’ en las fiestas del pueblo. ¡Aaaah! Quizá ese era el secreto, se recorrieron las fiestas populares veraniegas de pueblo el pueblo, y eso fue lo que marcó su relación…

En definitiva, él sigue deseando que ella vuelva a irrumpir en su vida y sigan bailando este noble y elegante estilo musical en tres tiempos. ¿Lo conseguirá algún día? Aún está a tiempo, ¡no perdemos la esperanza! Quién sabe, igual esto acaba en boda y mira, ¡la canción de apertura del baile ya la tienen solucionada! Mientras tanto, José Vélez, no dejes de sonreírnos como tú sabes.

jose_velez

José Vélez buscando desesperadamente a Micheeeeeelle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Completa la operación para publicar tu comentario:

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>