¿Sabías que… para ser feliz solo hay que cantar?

canta
No hay comentarios

Últimamente abres el periódico, pones la televisión o escuchas cualquier tertulia y hay tantas noticias malas, tristes, desagradables o indignantes que te quedas más cabizbajo que Marco cuando se fue su mamá. A pesar de todo, siempre podemos recurrir a la música para alegrarnos un poco el corazón… y es que ya nos recomendaba Peret en 1974: ¡canta y sé feliz! Que además es una cosa gratis. No te preocupes por tu timbre de voz, porque todo tiene su lado positivo: si cantas como los ángeles podrás deleitar a los que tienes a tu alrededor, y si tienes poquita voz pero desagradable ¡tampoco pasa nada!, igual sirve para que se ponga a llover y eso siempre es bueno p’al campo… que además estamos ya en época otoñal y es lo que toca.

Así que, ¡vamos allá entonando nuestra canción con Peret! El cante nos ofrece alegría de vivir y nos hace disfrutar. Y nuestro artista de hoy tiene claro que si esta canción no consigue animarte, ninguna otra cosa que te diga lo hará. Muy convencido estaba de que el ritmo rumbero consigue desacartonar al más arisco, ¿verdad? Porque el dinero no da la felicidad, ni siquiera el amor puede comprarse en caso de que no tengas a nadie a quien querer o por quien ser correspondido… ¡esa es al menos su teoría! Tampoco merece la pena enfadarte con la gente cuando eres un cerebrito y nadie a tu alrededor te entiende. Que es algo que a nosotras nos pasa mucho, aprovechamos para decirlo aquí… o bueno, tampoco es eso, pero por un momento nos ha hecho gracia pensarlo.

Otra idea que nos lanza este animado temazo es que Europa es un buen lugar para repanchingarte al sol o tomarte una copichuela… y que si no es así y no le das a tu cuerpo y a tu vida una alegría entonando una canción, ¡tampoco sirve de ná decir que estás en este continente!

europa

Un buen consejo nos da a continuación: mejor no darse a la copa de vino para olvidar las penas. Parece ser que eso, además, puede confundirte en la noche cuando vas en tu coche y ves a una rubia haciendo autoestop, ¡y es que al final puede resultar ser un chicarrón del norte y no la moza que sospechabas!

En definitiva, pon un toque de alegría en tu vida cantando por y con Peret. Aunque no logremos alcanzar el nivel de excelencia que tenía en el manejo de su guitarra: ¡Cantar y cantar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Completa la operación para publicar tu comentario:

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>